Musica

miércoles, 1 de diciembre de 2010

EL DISCURSO TEORICO PRACTICO DE LA PEDAGOGIA

MARÍA ISABEL FÉLIX VERA
EL DISCURSO TEÓRICO PRÁCTICO  DE LA  PEDAGOGÍA
ENSAYO
No. 1


EL DISCURSO TEÓRICO PRÁCTICO DE LA PEDAGOGÍA
El presente ensayo se plantea, como un punto de referencia al discurso teórico pedagógico para la estructura de  principios, desarrollos y fines  metodológico. Sin dejar de lado algunas concepciones educacionales por parte de algunos autores preocupados por el mejoramiento educativo.
Hoy en día, la tecnología esta evolucionando constantemente, por tal motivo,  todo colaborador de la educación debe mantenerse a la vanguardia de la modernidad, es por esto, que la misma sociedad exige formación, educación y nuevas pedagogías. De acuerdo a Gilles Ferry, (1991),  el discurso pedagógico es el discurso normativo que enuncia y  justifica las decisiones que se deben tomar (elección de los fines, de los objetivos, de los medios, de las  estrategias) dentro del orden de las prácticas educativas.
Al hablar de pedagogía, se hace referencia a la guía o conducción del niño hacia las capacidades y responsabilidades del hombre completo (transmisión del saber). Para que tal conducción se lleve acabo, el docente debe conocer las teorías y las prácticas educativas (praxis: acciones tendentes a transformar el mundo).  Recordemos que en la epistemología marxista lo real es el origen del conocimiento, y la praxis es su objetivo. De acuerdo a Fermoso  P, (1981), el relativismo marxista sostiene que el conocimiento humano tiene una base firme en la realidad objetiva; lo que fue verdad hace dos siglos no puede ser nunca falso; pero si puede ser completado cuantitativa y cualitativamente. También el conocimiento humano evoluciona y progresa; pero sigue teniendo una base firme en la realidad objetiva.
 
El discurso pedagógico elabora y trasmite un saber que no es el saber-hacer (digamos el sentido práctico, la capacidad  o las habilidades que se tienen), si no un saber que toma su hacer y su saber-hacer como objeto y especula sobre la coherencia de las dediciones que se deben tomar tanto en el nivel de los fines como en el de los medios. No dejemos de lado que la práctica es quien determina los fines y no la teoría.
Dejemos claro, el discurso pedagógico se refiere a la transmisión de los conocimientos por parte del docente al alumno, pero también determina que conocimientos son benéficos o verídicos, si son aptos para ellos y si realmente les van a beneficiar. Sin embargo, el docente debe respetar la autonomía del alumno (interpretación individual). Una de las importancias del discurso es la interacción que se da entre el docente y el alumno. El discurso va enfocado a  la forma de  hablar especializadamente en temas educacionales, en el aula y la escuela. Al mencionar lo  pedagógico hacemos alusión a las propuestas teóricas metodológicas y practicas destinadas a promover el aprendizaje (abrir posibilidades para aprender), pero a su vez estas propuestas pedagógicas deben desarrollar un discurso crítico, cuestionador y exploratorio.  En sí, implica perfeccionar los métodos y las técnicas, de controlar los resultados, en pocas palabras,  racionalizar el acto educativo, de tener nuevas perspectivas a la apertura,  a lo imprevisto.  Por tal motivo, se da  la  pedagogía crítica con una praxis que cuente con una guía (formación del conocimiento), con cambios (innovación), que sea liberadora (cuestionamiento e investigación).
Un discurso será pedagógico cuando esté orientado a promover el aprendizaje. El educando es el mediador y conductor para trasmitir conocimientos. La comunicación es la que marca al docente pedagógico de generar o reducir un conocimiento, la actitud del docente construye una ideología convincente para la clase dominante (realiza el objetivo). Para ello es imprescindible el conocimiento preciso de lo que se ha de aprender, de las características psicopedagógicas del alumno que ha de adquirir el conocimiento, de las distintas estrategias de mediación y optar por la decisión que pueda resultar más eficaz. La generación de nuevas tecnologías como lo es la enseñanza asistida por computación, videos, entre tantas más, dan como resultado exigencias radicales para la innovación de propuestas pedagógicas y metodológicas. Por tal motivo, todo colaborador educativo debe actualizarse constantemente.



















BIBLIOGRAFÍA
GILLES, Ferry. (1991). El trayecto de la formación: los enseñantes entre la teoría y la práctica. México: Editorial Paidós.
FERMOSO P. (1981). Teorías antropológicas de la educación. (3ª ed.).  México: Editorial trillas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada